¿Qué tan efectivas son las vallas publicitarias?

¿Qué tan efectivas son las vallas publicitarias?

Cualquier material publicitario siempre tendrá el objetivo de influir y persuadir ciertos sectores de la sociedad. Se trata de un mecanismo que tiene una larga historia y en el que se emplean variedad deplataformas y sistemas con tal de convencer e incrementar el consumo de productos o servicios.

También hay multitud de técnicas y metodologías más, basadas en la psicología, la sociología, la estadística… todo en pro de desarrollar una campaña comercial exitosa y adecuada.

Acompañamos a ver si las vallas publicitarias pueden cumplir este cometido.

Los diferentes medios publicitarios a través del tiempo

En los principios de la humanidad la fórmula de hacer publicidad era por la expresión oral. Posteriormente se fueron encontrando pergaminos, tablillas, entre otros… que se empleaban como medios publicitarios.

Hasta que, la creación de la imprenta supuso un cambio en la forma de influir en otros, forjando así, la publicidad moderna. La imprenta dio lugar a la creación de nuevas herramientas, plataformas e incluso agencias de publicidad profesionales y las diversas especializaciones de esta materia que conocemos hoy en día.

Así, las ideas y las técnicas publicitarias se han ido perfeccionando con el paso de los años diversificándose en cientos de especialidades diferentes, desde el medio impreso, hasta las más recientes redes sociales.

Una de las plataformas más destacadas y simbólicas son las vallas publicitarias; y pese a las grandes innovaciones que han surgido en estos últimos años en cuanto a estrategias publicitarias, estas siguen siendo uno de los medios más emblemáticos y efectivos para influir en el consumidor.

Las vallas publicitarias como medio para influir en el consumidor

Traltur, especialistas en trabajos de altura, afirman que las vallas publicitarias son uno de los mejores soportes para realizar campañas promocionales, promociones, comunicaciones, y son múltiples las ventajas que supone la utilización de esta plataforma.

Este tipo de soportes de gran formato cuentan con un gran recuerdo de marca.Son uno de los medios de comunicación con mayor eficacia publicitaria, junto con la televisión y el internet, y por ello muchas empresas apuestan por estos medios de exterior.

Eso sí, para que puedan causar el efecto deseado debemos elaborar una buena valla, Para ello, lo primero es que debemos procurar incluir tres consignas claras: deben ser mensajes entendibles, sorprendentes y contar con imágenes atractivas con gran viveza de colores asociados a la marca.

Entre las bondades de este medio tenemos que ofrecen publicidad 24x7x365, es decir, puedes tener tu mensaje publicitario todo el día durante todo el año con un presupuesto muy ajustado.

A esto le sumamos el hecho de que su colocación en espacios concretos lleva a las empresas de publicidad a colocar «sus marcas» en los lugares de más tránsito, donde más impacto visual tendrán.

Por ejemplo las campañas promocionales en vallas publicitarias de empresas deportivas como Nike o Adidas que ubican sus anuncios en recintos deportivos y sus exteriores, los gigantes tecnológicos que colocan sus terminales móviles en el centro de las grandes ciudades con imágenes espectaculares o las marcas cosméticas que ponen en enormes vallas publicitarias a sus modelos con cremas anti edad y maravillosos perfumes, entre otra selección de productos exclusivos, para llegar a mujeres de alto nivel adquisitivo. Además de que aportan:

  • Gran adaptabilidad gracias a la diversidad de tamaños, soporte versátil.
  • Son un sistema publicitario de bajo coste (en contraste con otras plataformas) y también son muy rentables.
  • Se puede ubicar en cualquier lugar (siempre y cuando esté permitido por la ley) y generalmente se posicionan en zonas estratégicas (autopistas, estadios de fútbol…) con gran afluencia de gente, permitiendo una visibilidad a gran escala durante las 24 horas del día.
  • Ofrecen un alto alcance para tu mensaje.

Limitaciones de las vallas publicitarias

Sin embargo, las vallas publicitarias también presentan ciertos desafíos para lograr el objetivo de visibilidad.

Las vallas publicitarias tienen una limitación principal de que el tiempo que necesitan para realizar un impacto a primera vista y que el usuario realice una compra es elevado, por lo que debemos elegir bien nuestras imágenes, texto y promociones para que este impacto sea directo y limpio, para que se produzca una fidelización del usuario desde la primera visualización.

Así, la teoría es simple, cuanto mejor sea la calidad de impresión de la valla publicitaria, mayor será también el impacto.

¿Cómo debe ser una valla publicitaria?

Las vallas publicitarias son medios de publicidad exterior que pueden llegar a ser muy eficaces siempre y cuando se analice en su totalidad los objetivos, el mercado y el tipo de consumidor.

Por eso, lo primero es hacer un análisis y estudio de cómo será el diseño de la campaña. Además de incluir siempre los tres perceptos d ellos que hablamos en el punto anterior.

Por otro lado, la creatividad y la originalidad son componentes muy valorados y, en ocasiones, esenciales para exprimir al máximo los frutos. Pero, no se debe abusar de la información que se proporciona, es importante ser claro, concreto y conciso. Y es que un diseño original puede ser capaz, por sí solo, de llamar la atención del usuario.

Las imágenes que se apliquen deben ser apropiadas y proporcionadas tanto por el diseño como por el mensaje. Por tanto, la adecuación de todos los elementos que componen el mensaje publicitario es indispensable para captar la atención del consumidor. 

Factores que debes tomar en cuenta antes de diseñar una valla publicitaria

Como dijimos anteriormente, los principales objetivos de las vallas publicitarias, también conocidas como “billboards”, son crear una marca o afianzarla y, además, dar a conocer una campaña o vender un producto o servicio.

Pero, para que sea eficiente, tenemos que tener en mente, como prioridad, nuestro público objetivo al que nos dirigimos. Esto porque debes centrar tu creatividad y tu mensaje en el perfil de cliente al que va dirigida tu campaña.

Intenta aprovechar la ubicación de tu cartel, tanto su orientación, como la posibilidad de interactuar con el entorno y así conseguir mayor originalidad.

Y no te olvides de superar tu limitación principal con este medio, el tiempo de visibilidad del anuncio. La media por valla es de unos 7 segundos aproximadamente, pero este tiempo puede ser incluso menor en el caso de las vallas de carretera. Al ir conduciendo a velocidades más elevadas nuestra capacidad de atención se reduce. Por eso, debes elaborar una valla con un mensaje tan eficiente que puedas atrapar a tu público estrella a primera vez.

Teniendo en cuenta las premisas anteriores, te hemos hecho un listado con todo lo que debes tomar en cuenta para elaborar una valla publicitaria que llame la atención:

  • Contenido creativo. Si el diseño es original atraerá la mirada del viandante más fácilmente. Para ello, utiliza colores que hagan fuerte contraste, pero que no dañen a la vista.
  • Diseño acorde a tu imagen corporativa. El objetivo no es sólo llamar la atención, sino también transmitir el estilo de la marca.
  • Fuentes de letra legibles y tamaños grandes, que sean apreciables desde lejos.
  • Mensaje directo y conciso. El texto tiene que leerse rápido y a la vez que perdure en la mente del usuario.
  • Imagen de alta calidad que se pueda escalar a grandes formatos. Una foto pixelada no transmitirá el mensaje igual y, además, puede afectar negativamente a la marca de la empresa.
  • Formatos creativos. Otra forma de llamar la atención es innovando con el formato, como por ejemplo con el corpóreo.

Casos de éxito de las vallas publicitarias

Las vallas publicitarias, como método base de la publicidad exterior, encuentran su nicho de éxito, además de en los productos exclusivos  como los de tecnología, belleza, y vehículos de alta gama, por mencionar algunos, así como en otros productos como son las entradas de eventos y espectáculos, que aprovechan las vallas publicitarias para definir claramente el tipo de espectáculo, su precio y su magnificencia frente a muchos otros (esto es clave, por ejemplo, en avenidas como la Gran Vía madrileña donde existen miles de teatros y las vallas publicitarias ejercen un fortísimo impacto en los viandantes).

Además de éstos, los productos lanzados masivamente en prensa, radio o televisión también encuentran un excelente medio en las vallas publicitarias ya que son un recordatorio espectacular, aumentando sus ventas hasta en un 15% respecto a aquellos que no utilizan este medio de publicidad exterior.

Por otro lado, las vallas publicitarias también son muy efectivas dando a conocer artículos cuya difusión está prohibida en otros medios, como en el caso de los tabacos y el alcohol, que surten gran efecto en locales comerciales, como pueden ser las vallas cercanas a los centros comerciales.

Y, finalmente, las vallas también son ideales para productos distintos, no reconocidos por el gran público, que buscan hacerse notar y darse a conocer.

En conclusión, las vallas publicitarias, por tanto, deben ser consideradas como un extra a las campañas en medios de comunicación, pero por sus características únicas son la piedra de toque de cualquier empresa a la hora de realizar su campaña, por lo que elegir el formato de valla publicitaria será la mejor decisión para mejorar el impacto de tus productos, tus servicios y tus eventos en toda clase de entornos urbanos.