Las banderas publicitarias como herramienta de marketing para empresas

Las banderas publicitarias como herramienta de marketing para empresas

Hoy en día las banderas publicitarias son una herramienta muy demandada para promocionar una empresa o su marca y atraer la atención de potenciales clientes o transeúntes.

Esto porque al ser tan coloridas y hondear alto en el viento, destacan mucho y pueden ser útiles para individuar un lugar que estamos buscando o la entrada de un evento, por ejemplo. Y es que su efecto en general es muy llamativo.

¿Qué son las banderas publicitarias?

Las banderas publicitarias son los soportes publicitarios exteriores más utilizados para mostrar un evento promocional. En estas, los gráficos pueden realizarse tanto impresos sobre una lona publicitaria. como sobre textil.

Las banderas publicitarias pueden ser utilizadas para comunicar eventos en soportes sobre farolas, pueden ser dobles con impresión a ambos lados o sencillos con una banderola por soporte publicitario. Existen muchos tipos.

La principal ventaja de estas es que, de hacerlas en lona doble cara, nos  permiten que las gráficas sean exactamente iguales por las dos caras. Mientras que si se opta por utilizar el textil, la transparencia del material ofrecerá la imagen invertida por la otra cara, y habrá que evaluar muy bien si esto encaja con las necesidades publicitarias que nuestro cliente busca.

Pero, además, también son muy alabadas porque tienen la característica de ser reutilizables, solo tienes que cambiar las gráficas de las estructuras.

Una muestra de lo utilizadas que son la podemos ver en la popularidad que tienen las banderas deportivas, por ejemplo, en el running, en donde se utilizan para destacar a las marcas patrocinantes, siempre con diseños especiales que crean un impacto en el público espectador de las competencias.

Asimismo, también vemos las vallas publicitarias, los arcos de meta, la bandera vela y bandera gota, en las cuales el cliente suele tener el total protagonismo.

Y es que, aunque si es verdad que estamos en la era digital, una buena publicidad exterior constituye un método muy potente dentro de la promoción de productos y servicios.

Tipos de banderas publicitarias

  • Banderas verticales.

Están fabricadas en poliéster y son perfectas para personalizar con el nombre y logo de la empresa. Su largo mástil le permitirá fijarse en cualquier lugar y captar la atención de todo aquel que pase cerca de ella. Son ideales para las entradas de las oficinas de una empresa y para publicitar patrocinantes en eventos deportivos.

  • Banderas en tiras

Su uso puede ser tanto de interior como de exterior y están compuestas por tiras de 10 metros con banderas rectangulares o triangulares. Suelen usarse para decorar municipios en temporada de fiestas populares y actos políticos, pero también tienen un gran efecto  en eventos, ferias, verbenas e inauguraciones.

  • Banderas con palo

Lo que diferencia a esta bandera publicitaria del resto es que su principal característica es que se sujeta a través de un palo de plástico o madera. Son pequeñas y muy manejables; y su principal uso se hace en manifestaciones o actos políticos en los que la gente puede transportarla fácilmente cargando con ella.

  • Banderas de coche

Al igual que las verticales, estas están fabricadas en poliéster. Son de uso exterior y se usan normalmente por organismos o instituciones públicas cuando están en un acto oficial. Mientras te trasladas también puedes comunicar a través de banderas y por eso, las banderas de coche suelen ser un soporte publicitario muy útil para consulados, políticos y empresarios.

Ventajas de las banderolas publicitarias

Fábrica de Banderas nos comentan que las banderas publicitarias representan elementos muy llamativos sobre el público las observa, no sólo por su emplazamiento, sino también por sus colores llamativos que se mueven con el viento.

Otro aspecto positivo de esta técnica es su movilidad, ya que son muy flexibles y podemos ir cambiando su ubicación según mejor nos convenga.

Además, son de materiales ligeros pero muy resistentes al viento, y más importante aún, su precio es muy económico en comparación a otros elementos de publicidad exterior.

A continuación, detallaremos las ventajas más resaltantes de esta alternativa publicitaria:

  • Tienen un mayor impacto visual en el público que un cartel

La primer y principal ventaja de este recurso es que gracias al movimiento del viento, consiguen ser más atractivas y permiten que muchas más personas se fijen en ellas que, por ejemplo, en el caso de un cartel estático y aburrido. Y es que está comprobado que el movimiento llama la atención del ojo humano, permitiéndonos jugar con ello a nuestro favor.

  • Tu marca podrá permanecer durante más tiempo visible

A diferencia de los anuncios de televisión o radio, una bandera publicitaria permitirá que tu marca o logo comercial permanezca durante más tiempo expuesto al público y por tanto, tendrás mayor probabilidad de que potenciales clientes te puedan ver.

Las banderas publicitarias duran el tiempo que quieras ya que gracias a su resistencia pueden permanecer en un mismo sitio, incluso durante años, y sin perder su calidad inicial. Además, su instalación es muy sencilla, y realmente económica, por lo que te permitirá retirarla o reemplazarla por otra bandera publicitaria cuando desees.

  • Tienen un mantenimiento barato y muy sencillo

Las banderas publicitarias aguantan muy bien todas las condiciones atmosféricas e incluso disimulan el polvo que puede llegar a acumularse sobre ellas. De todas formas, si quieres limpiarlas, solo basta con lavarlas y plancharlas.

  • Son reutilizables y fáciles de transportar

Como dijimos, las banderas publicitarias se pueden instalar de forma rápida y fácil, además de transportarse a cualquier lugar que desees, ya que ocupan poco espacio.

Además, como se pueden reutilizar en eventos distintos y su mensaje perdura en un espacio de tiempo prolongado, acabaran siendo una inversión a largo plazo.

En conclusión, atención, precio, captación y comodidad son las características que generan que las banderolas publicitarias sean elementos muy efectivos y potentes.

¿Cómo hacer tu propia bandera publicitaria?

Si quieres valerte de esta herramienta para publicitar tu marca en un evento, lo primero que debes hacer es decidir que de bandera te conviene según tus objetivos.

Como ya explicamos anteriormente, existe una amplia gama de banderas personalizadas que puedes adquirir cómodamente online, de varias formas y tamaños.

Así, por ejemplo, deberás decidir entre la tipo farola (por la forma de anclarse a la farola) y las del tipo vela. Las primeras son telas de varios materiales (principalmente plásticos) que se imprimen y luego se izan o fijan sobre varias estructuras; y por fijarlas a estos soportes se pueden realizar varias elaboraciones accesorias, como añadirle ojales, d-ring, dobladillos o cordones para la fijación. Mientras que las segundas, las banderas vela, se entregan ya con su estructura para la instalación, eso sí, en un práctico bolso.

Una vez hayas evaluado las diferentes opciones y decidió la que mejor cumplirá con tus objetivos de marketing, deberás  crear un archivo adecuado para la impresión, el cual varía según el tipo de bandera que hayas escogido. Por ejemplo, en el caso de banderas vela lo mejor es descargarse la plantilla desde la web de la imprenta, porque cada una tiene características diferentes: hay varias formas (vela y gota las más comunes) y de varios tamaños. Mientras por lo que concierne las banderas tradicionales, el archivo debe tener el mismo tamaño más unos milímetros de sangrado (normalmente 5 por cada lado) y resolución de por lo menos 150 ppp.

Luego, hay que tener en cuenta que si quieres ponerle ojales o otros accesorios, debes dejar unos 5 cm entre el margen de la tela y las escritas o logos, para que no sean cortadas y para que se puedan ver mejor luego de insertar los accesorios.

Consejos útiles a la hora de hacer el diseño de tu bandera

Algunos consejos que te pueden ayudar en la preparación de tu archivo, y que pueden valer para los dos tipos de banderas son:

  1. Utiliza bien los colores. Tienen que ser impactantes para captar la atención desde lejos, pero al mismo tiempo deben permitir leer lo que la bandera está promocionando. En cuanto a la selección de los colores, te recomendamos poner solo unos pocos, que además estén bien combinados entre ellos, para que no creen efectos desagradables.
  2. El texto debe ser corto, directo y fácil de comprender. Estos soportes se utilizan para llamar la atención desde lejos, y por lo tanto el tamaño de la letra del mensaje debe ser proporcionado y el tipo de fuente no puede ser demasiado artificiosa para que se lea bien lo que se quiere transmitir.
  3. Las imágenes deben ser de buena calidad. Las imágenes también son importantes para vehicular un mensaje publicitario; por lo tanto deben tener una buena resolución.
  4. El diseño debe ser impactante y llamativo. Para lograrlo, lo primero es que debe ser de gran. El objetivo es destacar de entre todas las demás publicidades o señalar algo.
  5. Ajústate a la plantilla. El diseño debe de quedar dentro de la línea interior de la plantilla debe tener el mismo tamaño más unos milímetros de sangrado (normalmente 20 mm por cada lado) y una resolución mínima de 150 ppp.