El enoturismo, una experiencia única para disfrutar de los mejores caldos de España

El enoturismo, una experiencia única para disfrutar de los mejores caldos de España

Nuestro país cuenta con nada más y nada menos que casi 100 denominaciones de origen de vinos y es que hay que reconocer que también en esto somos una de las potencias mundiales. Y es que España es más que playa, sol o lugares únicos y en este sentido, la gastronomía y los caldos de nuestro país juegan un papel más que fundamental.

Y es que pensad que solamente en Galicia ya contamos con cinco denominaciones de origen, estando cuatro de ellas (O Ribeiro, Valdeorras, Monterrei y Ribeira Sacra) en la provincia de Ourense, mientras que la quinta en discordia (Rías Baixas) se sitúa en la provincia de Pontevedra.

Por todo ello no es de extrañar que los españoles hayamos sido o estemos siendo capaces de montar toda una industria alrededor de este producto tan interesante y popular como es el vino. Así, además de las miles de bodegas de diferentes tamaños que tenemos por todo nuestro territorio, lo cierto es que también contamos con muchas empresas auxiliares que ayudan a los procesos productivos, pero no solo eso, sino que también la logística ejerce su parte.

No obstante, de un tiempo para esta parte, también estamos sabiendo aprovechar el potencial turístico del vino y ofrecemos cada vez más experiencias a los clientes o aficionados para que disfruten de una experiencia única a través del enoturismo, una actividad guiada siempre por profesionales en la que pondremos a prueba las sensaciones en una experiencia para vivir con los cinco sentidos. Así, en este post, te queremos proponer cuatro rutas de vino con Denominación de Origen:

  • Ruta por La Rioja Alavesa. Esta ruta se ha convertido en un imprescindible para los amantes del turismo enológico. Con más de 50 enotecas, bodegas y museos, todos ellos pueden ser recorridos a bordo del Enobús, de esta forma, se evita tener que conducir. La ruta está formada por quince municipios vascos, cuatro Juntas Administrativas y numerosas empresas turísticas y enológicas que se han unido para ofrecer el mejor servicio a todos los interesados en el turismo enológico. En esta zona surgen dos tipos de bodegas: unas tradicionales y otras de arquitectura ultramoderna. En el municipio de Haro se encuentra una bodega centenaria, la más antigua de la ciudad, que deberíamos de visitar en nuestra escapada enológica a La Rioja.
  • Ruta del vino y cava del Penedés. Si quieres saber más sobre los vinos espumosos, esta es tu ruta. Aquí vas a disfrutar de bodegas que pondrán a tu disposición cavas de una calidad excepcional. Aunque si eres más de vino blanco, lo cierto es que en esta zona también son muy reconocidos y podrás disfrutar de ellos.
  • Ruta del vino en la Ribera del Duero. En esta zona podrás encontrar muy buenos vinos, recordando que la uva principal que se cultiva es la Tempranillo y la Albillo Mayor para uva blanca. En esta zona se encuentran más de 60 bodegas que abren sus puertas durante todo el año. Alrededor del vino se alían grandes productos gastronómicos con lndicación Geográfica Protegida (IGP), como el queso castellano y el famoso Lechazo.
  • Ruta del vino Utiel-Requena. La Comunitat Valenciana es un buen destino para los aficionados a las catas de vino. A pocos kilómetros de Valencia, se encuentra la ruta del vino de Utiel-Requena, una de las pocas del mundo donde se utiliza la uva Bobal. En sus bodegas se producen vinos tintos y rosados muy interesantes. En el destino podrás encontrar gastronomía típica de la zona, el museo del vino y muchas actividades sostenibles para realizar en entornos rurales, como senderismo, aprovechando la cercanía del Parque Natural de las Hoces del Cabriel. Además, a escasos kilómetros y aunque pertenece a la Denominación de Origen Vinos de Alicante, lo cierto es que nosotros te recomendamos que visites Bocopa, dado que estas bodegas son una de las más interesantes de la Comunitat Valenciana y, a buen seguro, te llevarás algunas de sus botellas para casa, dado que su aroma, sabor y gusto son espectaculares.

El enoturismo, una experiencia para todos y de la que nunca te cansarás

Lo mejor del enoturismo es que cualquiera puede practicarlo, tengas experiencia previa o no. Las experiencias, a pesar de parecer similares, siempre cambian según la zona donde se practique y los vinos que se degustan son únicos. Además, grandes y pequeñas bodegas se benefician de las visitas y los cultivos varían entre lo tradicional y lo vanguardista, incentivando el mantenimiento de las tradiciones o la investigación para la mejora del cultivo.