Consigue que tus cuñas publicitarias tengan éxito

Consigue que tus cuñas publicitarias tengan éxito

La publicidad en la radio lleva emitiéndose desde hace mucho tiempo, y ha sido y sigue siendo uno de los medios más efectivos para lanzar mensajes publicitarios. Y podríamos pensar que la radio ha caído en desuso por las nuevas tecnologías, pero no es así, las radios se han adaptado mediante las emisoras online que se pueden escuchar en cualquier sitio.

Pero crear una cuña publicitaria no es tan fácil como se puede pensar, existen muchos elementos que hay que controlar y no es fácil juntarlo todo para tener un anuncio rompedor. En el artículo de hoy vamos a hablar precisamente sobre las claves más importantes que debe de tener una cuña publicitaria para ser rompedora y atraer la atención del oyente.

Enfócate en lo que de verdad interesa.

La primera premisa que debes de tener en cuenta es el público al que va dirigida la publicidad. Al anunciarse en radio, es clave conocer el perfil del público al que va dirigido tu anuncio. Ten en cuenta que debes de hacer una cuña que sea atractiva para el mayor número de gente, pero sobre todo ten en cuenta las características de tus clientes potenciales para emitir el anuncio en la franja horaria correspondiente, y en la emisora correspondiente. Por ejemplo, un anuncio de un restaurante es conveniente durante las horas de la comida y la cena, ya que la gente tiene hambre a esas horas.

Una vez que sabes qué estación es la que necesitas, debes de captar la atención de los oyentes desde el principio de la cuña. No pierdas en tiempo en hablar de temas que no importan, cada segundo es oro. Para ser contundente empieza con una frase rompedora, que puede ser una pregunta directa al oyente, y después da una solución al problema en la que tu eres el salvador que resolverá el problema. Si no puedes captar la atención de los oyentes desde el inicio, has perdido la batalla. Si el oyente está en un coche, puede ser que cambie la estación. Si está escuchando vía internet, podría silenciar el comercial.

La voz de la locución de la cuña debe de ser acorde con el tipo de anuncio, ya que a través de las ondas la única manera de retransmitir un sentimiento es mediante la voz, por lo que una mala voz puede condenar tu anuncio al foso de los leones. El locutor tiene que sonar asustado, entusiasmado, nervioso, calmado y demás porque tiene que expresar sensaciones en los anuncios. Debes conseguir una voz que sea profesional y refleje la personalidad de tu marca para que despierte las emociones debidas y el mensaje penetre en la mente de tus oyentes.

Si no te convence lo que escuchas prueba una y otra vez hasta que estés de acuerdo con la cuña publicitaria. Con los anuncios, nunca confíes en tu intuición, en su lugar prueba tu campaña publicitaria de radio una y otra vez y mira qué funciona y qué no. Una forma sencilla es crear dos anuncios de radio con diferentes presentaciones, guiones y hasta musicalidad. Colócalos al aire, un anuncio el 50% del tiempo y el otro el resto del tiempo. Canaliza a los oyentes de cada comercial hacia una dirección web o un número de teléfono separados. Contabiliza los datos por un periodo breve y analiza qué anuncio superó al otro e inclínate por el ganador.

Puedes seguir probando tu anuncio ganador, incluyendo diferentes llamados a la acción. Puede ser que logres un anuncio que sea el triple de efectivo de lo que era en su primera versión.

Hemos hablado de que tienes que ser contundente desde el principio, pero no dudes en dejar claro que es lo que quieres. Cualquiera que sea el propósito, tienes que expresarlo sencilla y directamente. Debes hacer tu llamada a la acción muy fácil y que además se pueda recordar.

Como vemos, dar con todos los elementos que conlleva tener éxito en las ondas puede ser complejo, por ello, y sobre todo si es tu primera vez, es necesario que cuentes con la ayuda de un experto. Trama Publicidad es una agencia de publicidad y comunicación en Valladolid, Castilla y León, con cobertura nacional, experta en la comunicación y el diseño de soluciones a medida.