¿Cómo quieres que te conozcan si no apareces en Internet?

¿Cómo quieres que te conozcan si no apareces en Internet?

A día de hoy, la mayor parte de las empresas o marcas cuentan con su propia página web, ya que la presencia en Internet es fundamental para llegar a un público, cada vez más digitalizado. Esto ha provocado una demanda cada vez mayor de diseñadores web, porque claro, crear una buena, no es nada fácil, y aunque se pueden encontrar plantillas gratuitas para hacerlo, no es precisamente la opción más recomendable. Es necesario tener en cuenta infinidad de factores y poseer ciertos conocimientos y habilidades para hacer una web en condiciones, atractiva, intuitiva y de fácil manejo, que ofrezca información relevante, imágenes llamativas y mensajes impactantes.

Una buena página web exige una buena agencia de diseño

Un buen ejemplo lo tenemos en la página web de Workprotec, que en enero de 2015 se consolida como una de las mejores empresas de trabajos en altura, un referente en asesoramiento, implantación, revisión y formación en sistemas y dispositivos anticaídas, abarcando todos los sectores y ámbitos de trabajo: instalaciones industriales, energía y telecomunicaciones, infraestructura y arquitectura, rescate, espacios confinados y trabajos en altura.

Porque si no apareces en Internet, sencillamente no existes, nos dicen en Codetia, desarrollo y sistemas, donde disponen de un personal altamente cualificado con más de 10 años de experiencia en el sector, por lo que puede ofrecer soluciones para cualquier tipo de necesidad, desde diseño web, pasando por desarrollo de aplicaciones a medida, aplicaciones móviles, marketing online, posicionamiento web (SEO, SEM), etc… Codetia lo incluyen todo y ofrecen tarifas planas de verdad, un servicio sin límite de horas ni de visitas… Si necesitas hacer una página web corporativa, no lo dudes, esta es tu agencia.

Otra buena idea, y que sin duda permitirá un mayor número de visitas, y por lo tanto, un aumento de las ventas, es contar con una página web traducida a varios idiomas, de esta forma, tu marca, producto o servicio podrás ser conocida a nivel internacional. Porque desde tu página web, podrás llegar a cualquier parte el mundo en un solo click, no desaproveches la oportunidad de hacerlo y aumenta las ventas y beneficios de tu negocio.  Traduce tu página web a varios idiomas y llegarás a todos los clientes potenciales, consiguiendo así, aumentar el volumen de la empresa.

En Jti, traductores jurado, pueden ayudarte. Aquí te ofrecen el mejor serviciode traducción a más de 30 idiomas: Alemán, árabe, bielorruso, búlgaro, catalán, checo, chino, coreano, croata, danés, euskera, finés, francés, gallego, griego, hebreo, húngaro, inglés, italiano, japonés, latín, lituano, macedonio, neerlandés, noruego, persa, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, sueco, ucraniano… Su gran experiencia, la rapidez, la eficacia y su profesionalidad, los avala en la realización de todo tipo de proyectos.

¿Necesitas una traducción jurada, una traducción de páginas web, de licitaciones,  traducción de folletos, flyers, dípticos, trípticos, balances financieros y cuentas anuales, traducción de instrucciones de uso, manuales, etc?

No confíes en la traducción automática, ya que hoy, todavía presenta ciertos fallos.

Resolviendo dudas

Son muchas las personas que todavía no tienen claro que es eso del hosting, el alojamiento, el dominio, e incluso tienden a confundir los términos. Pues bien, en este apartado trataremos de resolver algunas dudas.

El hosting o alojamiento es el servidor donde están todos los archivos de tu web y que hace posible que aparezca en Internet. El dominio es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet. El proveedor de ambos servicios no tiene por qué ser el mismo, puedes tener el hosting con uno y el dominio con otro distinto, si bien es cierto que es mucho más sencillo hacer las dos cosas con el mismo proveedor, sobre todo cuando eres nuevo en esto y no sabes que son las Sistema de Nombres de Dominio o DNS, que además de apuntar los dominios al servidor correspondiente, sirve para traducir la dirección real, que es una relación numérica denominada IP, en el nombre del dominio. A través del hosting, puedes comprar el dominio y el servicio de alojamiento.

Otra de las cuestiones que más preocupan a los clientes, es la del dominio punto com o punto es. Pues bien, si puedes, coge las dos opciones, y así, no te arriesgas a que no te encuentren aquellos usuarios despistados que se confundan, y créeme, hay muchos. De esta forma te aseguras de que ninguna empresa de la competencia pueda aprovecharse de tu éxito en la red.