Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Importancia del mantenimiento web

Todo esta en la red. A través de ella todo fluye, emerge y converge. La era analógica perece lentamente mientras la digitalización se apodera de todos los sectores y en todos los aspectos. Toda empresa que se precie, cuenta con sus ordenadores a los que actualizan continuamente para permanecer a la vanguardia. La presencia digital de las marcas requiere de una fortaleza que se fomenta a través de los sitios web con los que cuentan. Deindo como expertos en la materia de creación y mantenimiento web, nos han hablado de la importancia del mantenimiento de las páginas web y como llevarlo a cabo.

La idea de trabajar con páginas web puede dar lugar a error y llegar a creer que una web se monta y se lanza sin más. La realidad es otra. Detrás de cada página web, hay un trabajo constante, sobre todo en las que se dedican al e-commerce. La gestión se lleva a cabo desde las sombras y su mantenimiento, igual. Pero ahí está, hay que estar pendiente y trabajar en muchos aspectos para que funcione como corresponde. Los usuarios, lo agradecen.

Los servicios de mantenimiento web, engloban todas las acciones a llevar a cabo de forma preventiva o correctiva que se realizan sobre el sitio para la detección de errores. Estos errores, suelen minar la estructura y la usabilidad de la web. Es mediante las tareas de mantenimiento ejercidas sobre elementos, contenidos, arquitectura, hosting y otros aspectos técnicos de la página web, como se comprueba que el escaparate digital es funcional, esta ordenado y listo para atender y recibir a los miles de usuarios que lo visitan.

Beneficios de un buen mantenimiento web

Una página web, es la columna vertebral de toda presencia digital. Un buen mantenimiento, ayuda a reflejar y reforzar el valor de la marca. Invertir tiempo y dinero en los procesos de mantenimiento, conllevan una serie de ventajas asociados.

Mediante el mantenimiento se corrigen errores de diseños, contenido y usabilidad. Las tendencias en diseño y la información recibida, se transforman a un ritmo constante, algo que un sitio web, no puede obviar. Poco a poco hemos ido notando esos cambios en el universo digital: hemos pasado de ver páginas planas a sitios interactivos, copados de elementos visuales que pretenden acaparar la atención de los usuarios. El mantenimiento, permite identificar las páginas que necesitan optimizar sus contenidos, diseño o funcionabilidad. De este modo, se consigue tener la web actualizada y mejorar la retención de usuarios.

Por otro lado, favorece el posicionamiento de la página. Avanzar en las páginas de resultados y situarse en las primeras posiciones de Google, es uno de los objetivos primordiales del Marketing Digital. Mas del cincuenta por cien del trafico que se genera en internet, es orgánico.

El mantenimiento web permite, tanto chequear los aspectos del front-end y comprobar que estén optimizados, como que la configuración SEO funcione para garantizar la cuota de tráfico orgánico. En este proceso, se evalúa la velocidad de carga, los enlaces y botones y otros aspectos relacionados con el posicionamiento.

Asegura una óptima experiencia de usuario. Una página que carga rápido, se adapta a los dispositivos, cuenta con información actualizada y es navegable, creará una experiencia de usuario que los mismos querrán repetir. Una web desactualizada, con información obsoleta o mala funcionalidad, no causa impacto en los cibernautas.

Si ofreces una excelente experiencia de usuario, se abre el camino para que los mismo, estén en disposición de transitar por el denominado embudo de ventas, avanzando en las etapas de conversión. Si la pretensión es que los visitantes rellenen un formulario o descarguen material de la web, es fundamental, llevar a cabo un buen mantenimiento. Esto es vital en el comercio electrónico, que los productos estén en la categoría adecuada, funcionen los carritos de la compra y la pasarela de pago procese la transacción de forma eficaz.

Además de mantener segura toda la información de la empresa y los clientes. Este aspecto es también de suma importancia, puesto que mas del sesenta por cien de las empresas han sufrido ciberataques. Proteger las páginas, los datos y la información es necesario tanto, para recuperar la información como, para prevenir ataques futuros.

Implicaciones del mantenimiento web

Hacer un mantenimiento web, consiste en llevar a cabo una inversión. Se trata de una tarea orientada a la prevención que permite la prevención de gastos extra, asociados a la corrección de problemas.

Las tareas a llevar a cabo son básicamente, las siguientes:

  • Creación de una copia de seguridad del sitio web. Independientemente del hosting donde se aloje la web, la tarea número uno, es hacer creaciones de copias de seguridad periódicas fuera de ellos. Cubriendo este aspecto, se pueden llevar a cabo el resto de acciones de control. En caso de virus, fallo técnico o ciberataque, las copias dan acceso a la información relevante.
  • Revisar el rendimiento de la página inspeccionando las configuraciones técnicas en busca de errores. De esta manera se verifica la operatividad absoluta de la web con una conexión estable.
  • Actualizar CMS, temas y plugin. Los gestores de contenido, actualizan frecuentemente para reparar fallos, corregir errores y prevenir la vulneración de la seguridad. Esas actualizaciones que se lanzan con frecuencia incluyen temas, complementos y otros plugin. Mantenerlos actualizados es parte de un buen mantenimiento web
  • Realizar pruebas de velocidad de carga, ya que es uno de los factores de posicionamiento más importantes. Que la web cargue rápido, es crucial. Hacer ajustes para mejorar esos tiempos, es fundamental para atraer más tráfico.
  • Examinar la arquitectura del sitio y cuidar que el contenido este bien organizado. Así se evitan los errores que pueden confundir a los usuarios, si encuentran información o productos en la categoría equivocada.
  • Buscar enlaces que no funcionan es otra de las prioridades. Los enlaces rotos, pueden modificarse mediante pequeñas acciones como mover o modificar archivos.
  • Diseño, contenido y funcionabilidad deben actualizarse continuamente. Cambios estéticos, creación o eliminación de secciones, actualizar productos y fichas de información, implantar botones y llamadas, renovar contenidos, etc.
  • Chequear el SEO y confirmar que las palabras clave y factores del posicionamiento están optimizados.
  • Renovar los certificados de seguridad que protegen al sitio de lecturas, modificaciones o robos informáticos. Esencial para que los usuarios confíen en tu web.
  • Eliminar la vulnerabilidad de seguridad que pueda presentar la página web. Este mapeo, requiere de cierto tipo de conocimientos técnicos para ser ejecutados por primera vez por lo que es conveniente, valora la contratación de un servicio de mantenimiento.

Puesto que las tareas necesarias para realizar un buen mantenimiento, son generalmente de aspecto técnico y requieren de cierto grado de conocimiento, lo mejor es contar con profesionales que lleven a cabo el trabajo.

Tratándose de una acción tanto preventiva como correctiva, puesto que, aun tomándose todas las medidas posibles, los errores siempre pueden hacer acto de presencia, contar con alguien que se encargue de mantener al día todos estos aspectos, no es una idea a desdeñar.

Es importante hacer una evaluación de las consecuencias que puede llevar que el sitio web deje de estar disponible. Lo más normal es que a una empresa no le haga ningún favor dejar su web inoperativa por errores que tienen fácil solución. Los desarrolladores encargados del mantenimiento, prestan una atención personalizada ya actúan rápidamente, minimizando el impacto que puede causar esa desconexión. Entre tanto, el empresario puede invertir su tiempo en desarrollar otros aspectos del negocio y seguir trabajando mientras se realiza el mantenimiento.

Con el mantenimiento web, ocurre lo mismo que con cualquier tipo de mantenimiento, si no tienes los conocimientos, como suele ocurrir, déjalo en manos de un profesional.

 

 

 

Comparte

Noticias relacionadas

Scroll al inicio

¿No tienes suficiente?

Suscríbase para recibir novedades