¿Cómo aumentar las ventas directas en tu hotel?

¿Cómo aumentar las ventas directas en tu hotel?

Una vez ha pasado el año los hoteleros evalúan sus estrategias de marketing para saber cuáles de estos métodos les han funcionado bien y cuáles no. Es importante darse cuenta de las nuevas tendencias para poder ver cómo tu hotel puede beneficiarse de ellas. Es un hecho que el marketing para hoteles ha existido siempre y los hoteles lo han usado para darse a conocer y aumentar sus ventas, pero hoy en día las nuevas tecnologías se imponen y los empresarios del sector han de readaptar sus estrategias de venta a ellas para no perder oportunidades de negocio.

Un punto a su favor es que internet ha democratizado el sector, y ahora cualquier hotel, siguiendo una buena estrategia es capaz de competir en reservas con sus propios distribuidores y ahorrarse ese 15-25% del valor de venta de su habitación, que le cobrará el intermediario, atrayendo ventas por sus propios medios.

La forma en que las personas llegan, desde que se les ocurre la idea de hacer un viaje, a realizar la reserva del hotel es tan compleja que resulta casi imposible emplear una estrategia general que llegue a todos los futuros huéspedes de tu hotel. Mejorar ciertos puntos clave hará que aumentemos las ventas directas de nuestro hotel y por eso es importante enfocar nuestra estrategia en mejorar ciertos aspectos que dependen en gran medida de conocer bien a tus huéspedes y ofrecerles un servicio que los fidelice, conocer tu mercado e intentar llegar a más clientes utilizando canales más efectivos y en conseguir más visitas a tu web.

Estrategias de marketing hotelero

Es muy importante que un hotel conozca a sus clientes, sus preferencias, sus gustos, sus necesidades para poder ofrecerles los mejores servicios y productos, y de esta manera animarlos a recomendarnos y a volver al hotel. El marketing y el servicio al cliente van de la mano, ir un poco más allá de lo que se esperan tanto antes de su estancia, como durante y después, puede hacer que se sientan agradecidos y eso repercuta en beneficios para nosotros en forma de buenas críticas, publicidad “boca a boca” o volviendo a alojarse con nosotros. Es primordial que todo el personal del hotel tenga una mentalidad de “lo primero es el cliente” y que sean capaces de adaptar nuestros recursos a sus necesidades, personalizando su experiencia y prestando especial atención al detalle. Estadísticas recientes demuestran que más del 80% de los clientes online cambiarían su hotel de preferencia si encuentra otro que se adapte mejor a sus preferencias. No hay mejor marketing que un cliente satisfecho, si han disfrutado con nosotros, ¿por qué no van a volver? En este sentido, poner en marcha programas de fidelización ofreciendo descuentos y beneficios especiales a quien ya te conoce, es una buena práctica. Usar el mail para mantener una comunicación regular con ellos informándoles de actividades, nuevos servicios e instalaciones, o el último post del blog del hotel es de las acciones principales que podemos llevar a cabo.

Conocer qué está haciendo tu competencia recopilando información, no sólo sobre sus precios, si no sobre lo que está ofreciendo, sus nichos de mercado, las estrategias que está llevando a cabo y la opinión que tienen de ellos sus clientes, es fundamental para cualquier negocio. Para ello puedes hacer uso de herramientas que hagan el seguimiento por ti o consultando los portales que comparan precios, para obtener esta información por ti mismo. De igual manera, conocer a tus vecinos y entablar relación con los dueños de empresas locales, ya que tu hotel no estará instalado en medio de la nada, es una excelente forma de establecer acuerdos comerciales para ofrecer promociones mutuas que enriquezcan la experiencia de los turistas. Asociarse puede ayudarnos a comercializar la zona en la que se ubica nuestro hotel y sus negocios, promocionándola como un lugar idóneo para pasar sus vacaciones. Promover acontecimientos locales es tan importante como promover las habitaciones de nuestro hotel, ya que es una estrategia que puede atraer un público que quizá no se había interesado por la zona. Es algo que se puede hacer incluso en una pequeña entrada en nuestra web, como hacen en Mercer Sevilla, que a la vez que nos habla del ambiente de su hotel y de la arquitectura del mismo, nos lo ubica en el pintoresco barrio del Arenal, en Sevilla, zona de por sí atrayente para el turismo, convirtiendo la visita en una experiencia redonda.

Conseguir alcanzar clientes futuros es relativamente sencillo, pero requiere de mucha disciplina.  Tener una excelente experiencia en tu web es fundamental pero primero tenemos que conseguir generar esa visita. En primer lugar, la optimización del posicionamiento en buscadores es esencial para que nuestra página web sea fácilmente accesible a través de internet: optimizar el perfil en directorios locales y en los principales motores de búsqueda, intentando utilizar la misma información, para lanzar un mensaje coherente es muy importante. Tenemos que utilizar este escaparate donde todo el mundo te puede ver y para hacerlo está demostrado que nuestra web debe poder adaptarse, sin perder calidad, a los dispositivos móviles, que son desde donde el 39% de los usuarios realizan la planificación de sus viajes. Hay que tener muy presente que el 25% de las reservas ya se hacen a través de móviles y que más del 50% de los viajeros completan su reserva si la web es compatible con móviles. Si tu web no ofrece estas posibilidades toda la estrategia online de tu hotel está en peligro. Además, estar presente en las redes sociales, a las que los usuarios dedican cada vez más tiempo, nos puede ayudar a diferenciarnos de la competencia y a fidelizar clientes. Animar a que dejen comentarios, destinando un apartado especial en nuestra web y responder a estos clientes, tiene un gran efecto sobre el negocio, incluso si ese comentario al que vamos a responder es negativo: hacerlo siempre de manera educada, agradeciendo al usuario que se haya tomado tiempo en escribir una reseña, pidiendo disculpas si es necesario, en tu nombre y en el de tu equipo, e intentar ofrecer una solución si es posible, puede mejorar la impresión sobre el hotel.

Asegúrate de tener una web sencilla pero impresionante. Tu sitio web es la primera impresión que tus clientes se llevarán de ti, por lo que ha de ser sencilla pero impactante: es importante centrarse en el diseño y la navegación, que sean limpios y nítidos. Hay que asegurarse de que las fotografías se adapten a todos los formatos y que sean profesionales y de alta resolución, sin que se convierta en un problema a la hora de cargar nuestra web, y también, como no añadir videos. El lenguaje a de ser claro, tanto como el proceso de reserva.

Tener claro que tenemos algo que nos diferencia de la competencia, no sirve de nada si no lo contamos de forma que consigamos conectar con nuestro público. El storyteling es una técnica que trata precisamente de esto: vincular el producto o el servicio de una marca con una experiencia concreta cargada de simbolismo y emotividad a través de una historia. Es importante que trates de recordar qué historias pueden esconderse detrás de actividades del día a día en tu hotel o en características del mismo y las introduzcas, por ejemplo, en tus publicaciones en redes sociales, las newsletters que envías a tus clientes, tu web, los posts de tu blog, la cartelería y los folletos que ofreces dentro del hotel o en cualquier soporte publicitario que utilices.

Con la tecnología adecuada en marcha podrás conseguir vender más habitaciones de hotel de forma más fácil y eficaz, podrás generar más ingresos durante todo el año, lo que repercutirá en tus beneficios y en el presupuesto que podrás destinar a hacer mejoras en tu hotel, pudiendo ofrecer cada vez más servicios, que a la vez repercutirán en tu marca.