Una buena campaña publicitaria optimizará tu empresa

Una buena campaña publicitaria optimizará tu empresa

En la gran mayoría de sectores económicos que existen en la actualidad hay una gran competencia puesto que con el avance de internet y el comercio electrónico, ahora, los ciudadanos somos capaces de adquirir cualquier bien o servicio en el lugar del mundo que consideremos más oportuno, por lo que para diferenciarnos del resto debemos llevar a cabo estrategias novedosas e innovadoras que hagan que nuestros potenciales clientes se decanten por nuestra oferta en vez de por alguna de las otras existentes. Un buen ejemplo de esta nueva estrategia comercial la tenemos en Cacplus, una compañía asentada en Cataluña a través de la cual podemos alquilar oficinas, montar una sociedad e incluso usar sus instalaciones como oficina virtual y, por tanto, domicilio social de nuestra empresa, además de recibir en ese punto paquetería, llamadas e incluso organizar reuniones cuando lo necesitemos, creando así una nueva vía de negocio atractiva frente a la competencia.

Como os hemos adelantado, si queremos destacar sobre los demás, no deberemos hacer lo mismo que ellos o, como dice el eslogan de una conocida emisora de radio de nuestro país: “si quieres hacer cosas diferentes, haz cosas diferentes”. Esta que os acabamos de citar es una frase que refleja muy bien la realidad, puesto que casi siempre llegamos a una agencia de publicidad buscando el revulsivo que nos haga destacar, pero finalmente siempre acabamos llevando a cabo campañas similares a nuestra competencia por lo que no somos capaces de adelantarles.

Por estos motivos, a continuación, queremos daros algunas de las claves que debéis tener en cuenta a la hora de crear vuestra propia campaña de publicidad:

  • Lo primero y lo más importante en contar con la ayuda de profesionales del sector de la publicidad y el marketing ya que ellos son los que mejor conocen el panorama actual y las tendencias venideras por lo que sus consejos serán los más acertados a la hora de llevar a cabo una acción promocional.
  • Debemos tener claro nuestro target puesto que habitualmente será a este perfil al que dirijamos todos nuestros esfuerzos a menos que nuestra intención sea la de captar nuevos perfiles de potenciales clientes, para lo que deberemos hacer otro estudio de mercado en el que quede patente a quienes debemos enfocar la campaña.
  • Trataremos de diversificar nuestros esfuerzos en la campaña, aunque potenciaremos los más rentables. No debemos jugar todo nuestro dinero a una baza puesto que nos puede salir mal la jugada, por lo que intentaremos usar varios soportes publicitarios a la hora de comunicar, desde radio, televisión, prensa escrita o internet a MUPIS (mobiliario urbano como punto de información), pasando por vallas o pantallas en medios de transporte.
  • Si nos dirigimos a un público joven debemos tener en consideración las nuevas tecnologías a la hora de publicitarnos mientras que si nos dirigimos a un sector de avanzada edad trataremos de centrarnos en periódicos, radios o cadenas de televisión.
  • La ideología de nuestros potenciales clientes también juega un papel fundamental puesto que según cual sea, consumirán unos u otros medios de comunicación por lo que, como hemos dicho antes, realizar un buen estudio de mercado es parte fundamental de una buena campaña.

Estos son solo algunos de los puntos clave que debemos tener en cuenta a la hora de anunciarnos, pero no son los únicos puesto que en la era tecnológica en la que vivimos, con pequeñas cantidades de dinero podemos conseguir viralizar una publicidad y que llegue en muy pocas horas a cualquier punto del mundo, por lo que deberemos estar bien asesorados, ya que esta inmediatez lo es tanto para bien como para mal.

Las campañas publicitarias vuelven a estar en auge

Tras unos años en decadencia económica por culpa de la crisis que hemos vivido, las empresas e instituciones vuelven a incrementar sus partidas presupuestarias con destino a campañas publicitarias. Estas cantidades, como comentamos llevaban aproximadamente diez años congeladas en el mejor de los casos, aunque en la mayoría de ellos se había optado por reducir la cantidad a invertir puesto que la situación financiera no era la más propicia para destinar a publicidad el dinero, sino que se buscaba asegurar la continuidad de las empresas e instituciones redirigiendo los montantes a otras partidas más necesarias. En la actualidad, esta tendencia está cambiando y el ejemplo más claro de ellos lo tenemos en el gobierno de la región de Murcia que viene de aprobar recientemente el primer plan anual de publicidad y comunicación institucional, dedicando a él una cifra que llega casi a los tres millones y medio de euros, y que se invertirá en sesenta y ocho campañas diferentes de diez ejes estratégicos para la comunidad.