Proteger el escaparate del sol, una necesidad para cualquier tienda

Proteger el escaparate del sol, una necesidad para cualquier tienda

Un escaparate es el mejor medio para publicitar a un negocio. La publicidad debe existir siempre en el momento en el que el cliente todavía no ha entrado al establecimiento, no después. Si no hemos sido capaces de llamar su atención cuando está en la calle, es completamente imposible aspirar a venderle cualquier tipo de producto. La alternativa para que eso no suceda es centrar todos nuestros esfuerzos desde dentro hacia afuera de la manera más eficiente posible.

Son muchas las páginas web que han publicado artículos recomendando a diferentes tipos de negocios qué hacer con sus escaparates para hacerlos atractivos de cara al público. Una de ellas fue Commerce 360, que daba 10 ideas de lo más interesantes a todos sus lectores, ideas de las que nos hacemos eco a continuación:

  • Romper las líneas, acabar con todas las reglas que existan.
  • Mezclar colores, porque cuanto más colorido es un escaparate más llamativo resultará a quien lo ve desde la calle. En ese caso, ya hemos captado su atención.
  • Culturizar el escaparate, mezclar la cultura con tus productos.
  • Dejarlo vacío es sin duda una de las apuestas más arriesgadas, pero sorprende y de ese modo también logra centrar la atención de las personas.
  • Llamar a los posibles compradores de manera directa es otra de las posibilidades que recomienda la página web.
  • Utilizar muñecas y peluches es una opción a tener en cuenta. El objetivo es crear una historia dentro del escaparate.
  • Aislar las prendas es otra opción a tener en consideración. Con esto se focaliza la atención del público en el objeto que queremos vender.
  • Utilizar a la naturaleza tiene unos resultados que sorprenderían a propios y extraños.
  • La iluminación es un papel importante dentro de un escaparate. No tener el lugar iluminado equivale a no sacar provecho de una parcela de nuestro negocio como tal.
  • Utilizar maniquíes especiales es una cuestión que cada vez más tiendas se están atreviendo a poner en práctica.

Desde Radio Manía nos proponemos añadir un consejo más a esa larga lista facilitada por Commerce 360. Y es que ahora que llega el verano, al escaparate le hace falta un elemento de los que no se mencionan anteriormente, que es el toldo. La luz solar que incide durante interminables horas cada día en el cristal del escaparate hace que en muchas ocasiones la gente que pasa por la calle no pueda apreciar con exactitud qué es lo que la tienda está proporcionando. Un toldo es el elemento perfecto para prevenir que los rayos solares no incidan directamente sobre el cristal y conseguir que, de tal modo, el escaparate sea visible en todo momento. Muchos negocios han comenzado a darse cuenta de este potencial problema según se han percatado desde Toldos Clot.

Y es que esa es una de las entidades que se encarga de la instalación de todo tipo de toldos en la provincia de Barcelona. Ahora que llega la primavera la demanda de toldos ha subido tanto en lo que respecta a los particulares como en lo que respecta a los negocios. Entre los segundos apremia la necesidad de que su escaparate sea bien visible durante el verano y la adquisición de un toldo es, efectivamente, fundamental para tratar de conseguir ese objetivo.

El 30% de los ingresos llegan gracias al escaparate

Un artículo de la publicación Cinco Días, perteneciente al diario El País, afirmaba que tres de cada diez euros de los que gana un negocio se deben al escaparate del mismo, lo que da, por tanto, una visión global de lo relevante que es un elemento así para todas las tiendas independientemente de cuál sea el producto o el servicio que proporcionen a sus clientes.

Haciendo la comparación con Internet, el escaparate sería algo así como la información principal que destaca, en grande, al abrir una página web. Y es que es nuestra puesta de largo de cara al público. Si, además, nuestro local se encuentra en un lugar ideal dentro de la ciudad en la que lo poseemos, mejor si cabe. Eso jugará en nuestro favor y en favor de la teoría que hemos defendido a lo largo de todo el texto.