Internet, el mejor sitio para hacer visible tu negocio

En pleno siglo XXI las maneras de hacer de nuestro negocio algo visible para los clientes potenciales se han multiplicado. Tradicionalmente nos hemos encargado de ello utilizando un elemento como la publicidad: en la radio, en los periódicos, en la televisión, en vallas publicitarias… Actualmente, y aunque sigue siendo muy conveniente emplear estos medios para darnos a conocer, es tremendamente complicado llegar a buen puerto sin estar en Internet.

Estamos en un momento en el que la web y las nuevas tecnologías lo acaparan prácticamente todo. Las empresas pujan fuerte por ser las mejor posicionadas en las búsquedas de Google, las mejor valoradas y las más publicitadas en Internet. Asimismo, a través de las páginas web tratan de ofrecer todos sus servicios también vía online para que el cliente se libre del desplazamiento. No hay nada azaroso.

Por todo ello es por lo que yo necesitaba que mi empresa se modernizara y pasara a ser un negocio propio del siglo XXI. Me dedico a la venta de ropa de hombre en mi ciudad natal. Mis productos son de primera calidad y muy variados, lo que ha contribuido a generar una imagen muy positiva tanto de mí como de mi negocio. Las cosas nunca me han ido mal e incluso he tenido que contratar a dos personas para poder despachar a todos los clientes que se acercan a mi negocio para ir a la última moda.

Aunque como digo las cosas siempre me han ido bien, relajarme nunca ha estado entre mis planes. Viendo que muchos comercios, entre ellos algunos de mis competidores, estaban invirtiendo dinero en el desarrollo de páginas web y de su posicionamiento en Internet, decidí hacer lo propio y sumarme a ello. Sin embargo, sabía que no sería un proceso sencillo y que tendría que encontrar a una entidad fiable para que hiciera el trabajo y me asesorara.

Empecé a obtener información sobre empresas que se dedicaran a ello. Una de las páginas web que visité me convenció: www.asci-ntd.com, una entidad cuyos servicios eran los que necesitaba mi negocio. Entre otras cosas, con ellos podría diseñar una página web moderna y fiable para mi tienda, un servicio de compra online y también conocería técnicas para conseguir que el posicionamiento de la página fuera cada vez mejor. Contento e ilusionado, contacté con ellos.

A la conquista de la red

 Y la idea no pudo resultar mejor. Efectivamente, conseguimos diseñar una web en la que se informaba de todos nuestros productos, líneas y servicios. Con el sistema de venta online conseguí acaparar todavía la atención de más gente, personas que no eran de mi ciudad y que de no ser por la existencia de la página nunca habrían conocido mi tienda. Pero tampoco la habrían conocido de no ser porque completamos una serie de parámetros para conseguir un posicionamiento perfecto en Google. Lo cierto es que desde www.asci-ntd.com me prestaron una ayuda extraordinaria y que no ha supuesto una inversión desmesurada de dinero por mi parte.

En la actualidad mi negocio sigue disfrutando de buena salud. Como antes os decía, es verdad que siempre la ha tenido, pero ahora es de justicia reconocer que las cosas van mejor si cabe. El número de clientes que acude a la tienda sigue subiendo, y además el servicio de venta online es una auténtica bomba. La situación me ha obligado a contratar a un nuevo dependiente, cosa que me agrada porque es sinónimo de que todo marcha bien. Sin embargo, relajarse no es una opción. Hay que trabajar el campo de las nuevas tecnologías porque es un arma estupenda para darle vida al negocio y que éste prospere. Por mi parte y la de mi empresa estamos muy tranquilos, porque sabemos que tenemos en quien confiar para obtener todo lo que necesitemos en este campo. ¿Y vosotros, lo tenéis?